27 de junio de 2016

Reseña | El crimen del ganador

Título original: The Winner's Crime

Autora: Marie Rutkoski

Saga: Sí
La maldición del ganador (#1)
El crimen del ganador (#2)
El beso del ganador (#3)

Páginas: 392

Editorial: Plataforma Neo

 SEGUIR A TU CORAZÓN PUEDE SER UN CRIMEN 
La boda de un miembro de la realeza es el sueño de muchas chicas. Implica una celebración tras otra: bailes, fuegos artificiales y diversión hasta el amanecer. Pero para Kestrel significa vivir en una jaula en la que ella misma se ha metido. A medida que se aproxima la fecha de la boda, anhela contarle a Arin la verdad sobre su compromiso: que accedió a casarse con el príncipe heredero para que él pudiera ser libre. Pero ¿puede confiar en él? ¿Acaso puede confiar en sí misma? Kestrel está convirtiéndose en una maestra del engaño. Ha empezado a hacer de espía en la corte. Si la descubren, su país la considerará una traidora. Sin embargo, debe encontrar el modo de cambiar su despiadado mundo… y, en el proceso, está a punto de descubrir un espeluznante secreto.


El libro continua un tiempo (no mucho) después de donde terminó el libro anterior. Kestrel ya está viviendo en la corte, a base de fiestas, banquetes, vestidos y lujos. Cualquier chica habría dado lo que fuese por ocupar su lugar como prometida y futura esposa del príncipe heredero, que más tarde se convertiría en emperatriz. Pero nada más lejos de la realidad, nuestra valoriana afronta día a día las mentiras y engaños que se esconden detrás de esa bonita mentira. Su mente sabe que está haciendo lo correcto por el pueblo herraní, pero su corazón echa de menos terriblemente a Arin, del cual hace tiempo que no sabe nada. 

Respecto al ritmo de la obra, los primeros capítulos me ha costado reengancharme ya que hace bastante tiempo que terminé la primera parte, y la autora no tiene lo que se dice un lenguaje ligero y sencillo. Aún así, me encanta. Una vez que te prende, no puedes parar de leer. Se vuelve adictivo. El final, sobretodo, estaba todo el rato en tensión y necesitaba saber como se resolvería todo. El estilo de la autora contiene mucha descripción, pero en ningún momento se me ha hecho pesado, excepto el principio. Lo adoro.
Si ya en La maldición del ganador, Kestrel me gustaba, en esta novela ha conseguido impresionarme e incluso la admiro.Me parece un personaje fuerte, que siempre piensa con la cabeza. Es astuta, tiene mente fría y las ideas claras. Sabe lo que le conviene y lo que tiene que hacer en todo momento, aún cuando su corazón le dicte todo lo contrario. Es la clase de persona que antepone el bienestar del resto al suyo propio, y tiene unos valores que parece que el resto de congéneres suyos no demuestran.
Arin me sigo gustando, sin más. Sigue en su línea. No me desagrada, pero tampoco me enamora.

Si el libro anterior os gustó, sin duda tenéis que darle una oportunidad a este porque mejora de una manera bestial. 

4,5/5

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me encantaría saber tu opinión, pero siempre con respeto.
Gracias por comentar, cada comentario me saca una gran sonrisa :)